Saltar al contenido

Cómo hacer un jardín Zen casero: Guía definitiva

mayo 4, 2020
jardín zen japonés

Seguro que has escuchado hablar muchas veces del famoso jardín Zen en esta fantástica filosofía Budista, y es muy posible que te preguntes si es complicado hacer tu propio jardín Zen casero. No obstante, teniendo los medios suficientes para fabricarlo a lo grande: ¿No sería súper beneficioso?

Pues la respuesta es SÍ.

En todozen.site te vamos a enseñar el procedimiento para hacer un jardín Zen en casa sin demasiados materiales y de una forma muy sencilla.

¿Qué es un jardín Zen?

Para empezar, deberías saber que un jardín Zen también es un buen método para relajarse y meditar. Gracias a todo su conjunto de elementos y características vas a poder adentrarte mucho más en este bonito modo de vida y dejar tus problemas y preocupaciones de lado.

Estos jardines generalmente están fabricados con materiales secos (tierra, rocas, grava..), y se trabajan con un rastrillo haciendo dibujos y ondulaciones a través de los distintos elementos.

¿Qué voy a necesitar para fabricar mi propio jardín Zen exterior?

Lo que vas a necesitar sin duda para tu propio jardín Zen casero, es un terreno que puedas utilizar. Las dimensiones son lo de menos, ya que no es necesario tener un jardín Zen japonés de gran tamaño para cumplir su cometido. Debes saber que cuanto más grande, más inversión vas a necesitar.

Respecto a los materiales, puedes elegir los que más te convengan, pero siempre debes pensar en arena, grava, rocas, troncos de madera.. Y sin duda vas a necesitar malla antihierbas si quieres fabricar tu jardín Zen casero por encima de tu antiguo jardín.

Algo que seguro que ya tienes y que es muy importante, son las ganas de ponerte a trabajar y fabricar tu Zen Garden rápidamente!

jardín zen casero

Eligiendo los materiales

Para empezar, si quieres acotar una zona de tu jardín, podrás hacerlo con unos listones de madera. Formando un límite con ellos podrás establecer tus propias medidas adaptadas. En este enlace puedes obtener muchos tipos de listones de madera para tu propio jardín zen casero.

En su defecto, unas vallas de madera para dividir el jardín también son muy buena opción.

Algo totalmente imprescindible es la arena, pues es el principal material que necesitas para este proyecto.

Si puedes conseguir algún tronco de madera y alguna piedra grande, sin duda tu jardín Zen mejorará enormemente su estética. No debes olvidarte también de comprar malla antihierbas. Aquí vas a poder encontrar varios modelos y puedes elegir el que mejor se adapte. Comprar grapas para la malla también te ayudará a fijarla mejor al suelo.

Fabricar el jardín Zen

Ahora llegamos a lo más esperado; los pasos para construir desde cero tu propio jardín Zen casero.

No te preocupes si no eres demasiado manitas, ya que este proceso es realmente sencillo. Con un mínimo de nociones y ganas de aprender, tendrás hecho este trabajo en menos de nada.

Paso número 1

Deberás hacer las mediciones correspondientes de tu jardín Zen, y marcar el terreno donde vayas a construirlo. Una vez hecho esto, tendrás que comprar los materiales acorde a las dimensiones.

Paso número 2

¿Ya tienes los materiales? ¡Muy Bien! Ahora es el momento de empezar el “trabajo duro“.

Debes dejar el terreno lo mejor posible, por lo tanto, si tienes césped u otro tipo de hierba, deberás cortarlo al máximo. Si tienes tiempo, lo mejor sería cavar unos centímetros para dejar la tierra a la vista sin vegetales de ningún tipo. Unos 10 centímetros bastarán.

Paso número 3

Ahora que ya tienes el terreno listo, vas a tener que cortar la valla o listones de madera a medida para hacer el límite de tu jardín. Una vez que lo tengas todo perfectamente cortado y preparado, deberás colocar la malla antihierbas y fijarla con grapas. Hecho esto, ya podrás fijar también los bordes de tu jardín con la madera.

Paso número 4

Con lo más complicado ya completado, ahora tienes que rellenar el jardín Zen con la arena que has comprado y añadir los distintos elementos (piedras, maderas…) No te olvides de dejar todo lo más llano posible.

Paso número 5

Coge tu rastrillo y disfruta de tu jardín Zen. Recuerda que eres un auténtico privilegiado por poder tener este espacio en tu casa. No todo el mundo tiene el honor, ya que la mayoría por espacio solamente pueden acceder a un jardín Zen miniatura.

jardín zen buda